Trazabilidad de los animales

La calidad de los productos es una de las grandes preocupaciones de esta empresa y una de sus señas de identidad, por lo que la Carnicería ONA garantiza al 100% la calidad de la materia prima que pone a disposición de sus clientes.

 

La trazabilidad de los animales se lleva a cabo desde el momento en el que nacen hasta que el cliente los adquiere. El proceso que sigue el animal a lo largo de su vida y durante el sacrificio queda plasmado en informes que los consumidores pueden solicitar en el momento de la compra.

foto 1 traza
foto 2 traza

Este control se realiza a través de unos sistemas de marcaje electrónico que se insertan en el animal en el momento del nacimiento, lo que facilita el seguimiento posterior a través de lectores portátiles o sondas fijas.

 

Una vez que el animal es sacrificado, la numeración que se le asignó en el nacimiento se transfiere a unas etiquetas de códigos de barras que identificarán al animal en todos los procesos que siga hasta su llegada al consumidor.

 

Este sistema supone un importante avance en el control de los animales y es un signo de garantía tanto para los profesionales del sector como para los consumidores, ya que ambos tienen siempre a su disposición una completa información sobre la trayectoria que ha seguido el animal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR